Craneosinostosis

Es importantísimo diferenciar las deformidades craneofaciales posicionales de las Craneosinostosis. Son debidas al cierre antes de tiempo de alguna de las suturas craneales más importantes. El cráneo crece en el sentido de la sutura cerrada, puede desaparecer la fontanela anterior y puede palparse un relieve a nivel de la sutura cerrada.

Hay varios tipos de craneosinostosis dependiendo de la sutura craneal afectada. Las ponemos por orden de frecuencia:

  • Escafocefalia
  • Plagiocefalia anterior
  • Trigonocefalia
  • Braquicefalia bilateral
  • Plagiocefalia posterior
  • Oxicefalia

Para confirmar la craneosinostosis basta con el diagnóstico clínico del experto. Sólo en caso de dudas (sobretodo para la sutura lamboidea cerrada) recurrimos a las radiografías de cráneo.

Para planificar la intervención quirúrgica es útil la práctica de escáner helicoidal en tres dimensiones (TAC 3D; CT-scan 3D). Reservamos el uso de la Resonancia Nuclear Magnética (RNM o MRI) para estudios de la masa cerebral.

Antes de la cirugía planteamos revisión oftalmológica, test de maduración neurológica, estudio pediátrico dismorfológico. Sólo en casos extremos se toma la presión intracraneal (PIC).

Según cada caso se solicita estudio genético, especialmente en las craneosinostosis complejas o sindrómicas (Crouzon, Apert, Saethre-Chotzen, etc.).

Las craneosinostosis no sindrómicas presentan un elevado porcentaje de retrasos funcionales superior al 50%.

Tipos de Craneosinostosis

Escafocefalia

Plagiocefalia anterior

Trigonocefalia

Braquicefalia bilateral

Plagiocefalia posterior

Oxicefalia

Craneosinostosis no operada

Las deformidades craneales deben tratarse cuanto antes. Si no se tratan pueden desencadenar daños irreparables.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.