A principio de los 90 se recomendó que los bebés durmieran boca arriba, de esta manera disminuido a la mitad los casos de muerte súbita en el lactante. Pero por otro lado, esto ha causado el aumento de las deformidades craneales en los bebés, el más habitual el síndrome de la cabeza plana o plagiocefalia. Si esto es algo que te preocupa, tranquilo, en este artículo te vamos a mostrar cómo corregir la cabeza plana de un bebé.

Motivos por los que aparece la plagiocefalia

El cráneo del bebé en los primeros meses es blando y sus placas son móviles para facilitar el parto. Las placas tienen espacios entre sí para que además el cerebro pueda desarrollarse, creciendo y expandiéndose. Su maleabilidad provoca, por contra, que pueda tomar formas inadecuadas.

Por eso los lactantes, en sus cuatro primeros meses de vida, cuanto más tiempo pasen boca arriba con la cabeza apoyada siempre en el mismo lado, más probable es que adquieran una forma aplanada. No te preocupes si el aplanamiento es muy ligero, de hecho, la mayoría de los bebés tienen la cabeza asimétrica.

Cómo corregir la cabeza plana de un bebé

Hay muchos tratamientos por hacer hasta que el bebé cumple su primer año de vida. Por eso es tan importante la detección temprana. Si ves que hay algo que no marcha bien, no lo dudes, lleva a tu bebé al pediatra y si hace falta insiste para que lo revisen bien, aquí el tiempo es oro y juega en contra.

Lo primero que te recomendará el médico es que vayas alternando la postura del bebé durante el día. Como hemos dicho, los lactantes deben dormir boca arriba para evitar la muerte súbita. Así que el resto de posturas debes dejarlas para cuando lo estés observando.

Una forma de conseguir que gire la cabeza hacia el lado que quieres es colocando un cojín especial para ello. Ten cuidado, usa solo un cojín adecuado y de la forma correcta, no hacerlo puede provocar que el bebé se asfixie. Otra modo es poner algún adorno o móvil que le llame la atención hacia el lado donde queramos que coloque su cabecita.

Procura que pase entre media y una hora al día boca abajo, la mejor manera para hacerlo es estirándolo sobre tu pecho. No solo evitarás la plagiocefalia, sino que estrecharás vuestro vínculo afectivo. Este es un tiempo precioso, y no debes renunciar nunca a él, tenga o no un lado aplanado.

Qué hacer cuando la corrección postural falla

Aunque en la mayoría de los casos hay suficiente con el cambio de posición, en los casos más graves o tardíos puede resultar insuficiente. Para estos casos lo mejor es optar por un casco o banda ortopédica DOC BAND®. Estos cascos modifican la forma del cráneo ejerciendo pequeñas presiones en los lugares adecuados.

La banda debe usarse durante un período de entre uno y cuatro meses, dependiendo de la gravedad del caso. El bebé tendrá que llevarla puesta durante un mínimo de 23 horas al día. Puede ser engorroso, pero lo cierto es que los bebés se adaptan rápido a ella y no sufren por llevar la banda.

Este tratamiento ofrece mejores resultados en los doce primeros meses de vida, aunque puede usarse hasta los dos años. Si es tarde para ti y te preguntas cómo corregir la cabeza plana de un bebé pasado este tiempo, sentimos decirte que la única opción que queda es una operación para remodelar la cabeza. Como hemos dicho en un inicio, aquí el tiempo es oro.

En conclusión, la plagiocefalia y el resto de deformidades craneales, detectadas a tiempo, son sencillas de corregir. Así que pon atención a la forma que va adquiriendo la cabeza de tu bebé y ve corrigiendo su postura si quieres evitar deformidades. La respuesta a cómo corregir la cabeza plana de un bebé es muy sencilla, atención y prevención.

Si quieres saber más sobre la plagioceflia, quién es más propenso a padecerla, su prevención/tratamiento y los problemas que conlleva, te invitamos a leer nuestro post ¿Qué es la plagiocefalia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *