Diagnóstico

Para un experto no puede haber confusión entre la plagiocefalia, braquicefalia y la escafocefalia posicionales y las malformaciones craneales llamadas craneosinostosis, cuyas causas, características y soluciones son muy distintas.

Si ustedes son padres, vean los tipos de deformidades. Comparen el aspecto de su hijo o hija con alguna de las deformidades tipo. Piensen que quizás no encontrarán una deformidad exactamente igual que la suya. En cada tipo hay distintos grados de severidad y de compensaciones diferentes según haya sido el mecanismo de producción y según cual haya sido la zona que ha recibido la presión mecánica. Si cree que la cabeza de su hijo/a no es normal, confírmelo con un experto.

Muchas de las exploraciones complementarias que se practican para las deforrmaciones craneales, RX, TAC y RNM, son innecesarias.

  • Un experto o los propios padres de niños afectos saben como diagnosticar rápidamente una deformidad sólo mediante inspección visual.
  • Todos estamos implicados en ayudar a los demás. Los profesionales por oficio y vocación. Los padres de niños tratados por experiencia y solidaridad.
​Debemos tomarnos en serio la gravedad de la Plagiocefalia

Dudas de la gravedad de la Plagiocefalia

Ante los padres de niños afectados de plagiocefalia se levanta muchas veces un muro infranqueable. Como profesionales, desconocemos el porqué la plagiocefalia, la braquicefalia y la escafocefalia posicionales no merecen la misma atención que otras enfermedades o deformidades ortopédicas pediátricas, algunas de ellas de mucha menor morbilidad y gravedad. Si tienen dudas, consulten la opinión cualificada de la American Academy of Pediatrics (2003).

  • No se diagnostican o se diagnostican tarde.
  • Cuando se diagnostican a tiempo se les suele quitar importancia.
  • Se las enfoca como un problema “estético” y no como lo que son: una deformidad.
  • Muchos padres quieren tratarlas y sus médicos se lo desaconsejan.
  • Otros, conociendo las alternativas, ocultan a los padres información valiosa sobre el tema.
  • Los consejos médicos como: “esto no es nada”, “son fijaciones suyas”, “no se obsesione”, “esto se arregla solo”, “con el tiempo mejorará”, “el pelo se lo tapará”, “no lea usted tanto”, “nadie es perfecto” ¿como sentarían si los profesionales de la salud los aplicaran por ejemplo a la escoliosis o, más aún, a sus propios hijos?
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.