Plagiocefalia diagnóstico

Para un padre o madre el diagnóstico de la plagiocefalia de su hijo es muy importante ya que podría repercutir directamente en la salud del bebé.

Puede haber una confusión entre la plagiocefalia, braquicefalia y la escafocefalia posicionales y las malformaciones craneales llamadas craneosinostosis, cuyas causas, características y soluciones son muy distintas. Aquí podéis ver los tipos de malformaciones craneales que existen.

Si tenéis dudas podéis comparar estas deformidades craneales con el aspecto de la cabeza de vuestro hijo o hija. Pensad que ninguna deformidad craneal es igual y existen distintos grados de severidad y de compensaciones diferentes según haya sido el mecanismo de producción y según cual haya sido la zona que ha recibido la presión mecánica. Si crees que la cabeza de tu hijo/a no es del todo normal, deberías consultarlo con un experto para que le haga un diagnóstico de la plagiocefalia, o sea cuál sea el tipo de deformidad que esté sufriendo.

Cómo se diagnostica la Plagiocefalia

 

Normalmente los propios padres de niños afectos saben cómo diagnosticar una deformidad craneal tan sólo observando la cabeza de su hijo. Con cualquier cambio por pequeño que sea, los papás lo notarán enseguida.

Si piensas que tu hijo puede tener un problema de la formación de su cráneo, será preciso que acudas a un especialista que valore al niño o niña realizando un diagnóstico de su cabeza.

Durante la exploración, se valorará la movilidad de la musculatura del cuello y se explorarán asimetrías en la cara, cuello, orejas y pómulos. Se observará tanto de frente, de perfil y desde arriba para determinar qué tipo de malformación craneal está sufriendo el bebé.

En el caso de diagnosticar una plagiocefalia, seguramente haya un aplanamiento de la región occipital de la cabeza.  En la actualidad, la plagiocefalia posicional es la causa más común de asistencia en una consulta de neurocirugía pediátrica. No hay una evidencia científica que demuestre que la plagiocefalia posicional produzca otras alteraciones que no sean las de la deformación craneal y/o facial.

plagiocefalia diagnóstico

Más dudas sobre la enfermedad

Este fenómeno puede verse producido antes o después del nacimiento. Las principales causas antes del nacimiento son: posiciones fetales prolongadas, embarazos múltiples, anomalías uterinas, grandes fetos, partos con fórceps o ventosas, etc. 

La principales causas después del nacimiento son: una posición elegida por el bebé sin una razón clara  apoyando siempre la cabeza de la misma forma, el apoyo sistemático de la cabeza en la región occipital de un lado o bilateralmente, durante el sueño o en períodos de despertar.

 

El diagnóstico de la plagiocefalia es fundamentalmente clínico, por lo que en la mayoría de los casos no será necesario un estudio radiológico. Normalmente el problema se solucionará fácilmente son un tratamiento posicional y en los casos graves que no hayan mejorado con el tratamiento posicional se realizará una TAC craneal y reconstrucción tridimensional para asegurar el diagnóstico diferencial con las craneosinostosis.

Ante los padres de niños afectados de plagiocefalia se levanta muchas dudas. Muchas veces estas enfermedades craneales no se diagnostican o se diagnostican tarde.

  • Cuando se diagnostican a tiempo se les suele quitar importancia.

  • Se las enfoca como un problema “estético” y no como lo que son: una deformidad.

  • Muchos padres quieren tratarlas y sus médicos se lo desaconsejan.

  • Otros, conociendo las alternativas, ocultan a los padres información valiosa sobre el tema.

Si piensas que tu hijo podría estar sufriendo una deformidad craneal, te recomendamos que contactes con nosotros para que hagamos un diagnóstico adecuado del cráneo de tu bebé. Porque la salud de tu hijo es lo más importante.