Las malformaciones craneales del bebé, son cada vez más comunes. Debido a las recomendaciones actuales sobre la posición para dormir de los bebés (colocarlos boca arriba para prevenir una posible muerte súbita). Esto, puede hacer disminuir, como acabamos de mencionar, la muerte súbita, pero por otro lado han aumentado las pequeñas deformidades craneales de los lactantes.

Es necesario evitar que el niño esté muchas horas durmiendo boca arriba para que la cabeza no se deforme, sobretodo en la parte posterior del cráneo, lo que llamamos Plagiocefalia. Deberemos en este caso, cambiar su posición de vez en cuando hacia un lado y hacia otro, aunque la mayor parte del tiempo si que es mejor que siga durmiendo boca arriba. 

Otra de las posibles causas que generan esta malformación craneal es debido a otro factores: mecánicos intraútero, embarazos dobles, niños prematuros, partos con fórceps, tortícolis por traumatismo del parto, etc..

Deformidades craneales

Otro factor muy importante a tener en cuenta es que si el bebé nace con la cabeza bien y poco a poco se ha ido deformando, podría deberse a una plagiocefalia postural. Si de lo contrario, el bebé ya nace con la cabeza deformada, habrá que averiguar que no se trate de una craneosinostosis lambdoidea.

Tratamiento Plagiocefalia

Hay diferentes tipos de plagiocefalia tratamiento , aunque lo mejor es la prevención. Es aconsejable que, en los primeros meses de vida del bebé que es cuando el cráneo es más delicado, se vaya cambiando de postura al bebé. La espalda deberá estar apoyada a la cuna aunque la cabeza puede estar puesta de un lado hacia el otro, además de mirar boca arriba, sin que permanezca mucho tiempo en la misma posición.

Cuando el lactante esté despierto, podemos ponerlo de lado o incluso boca abajo, siempre vigilado.

Si la deformidad persiste pasados los 3 o 4 meses de vida, hay otras opciones que deben ser revisadas por un médico. Algunas veces será necesario colocar un casco plagiocefalia a medida. Estos cascos son rígidos y recomponen la zona aplanada del cráneo, dejando más espacio en otras zonas, de esta forma al cabo de pocas semanas la cabeza volverá a su estado original.

malformidades craneales


Diagnóstico Plagiocefalia

La detección temprana de la plagiocefalia es muy importante para poder solucionar este problema lo antes posible, y así evitar a que llegue a extremos irremediables. 

El diagnóstico de la plagiocefalia se confirma con radiografías de cráneo, aunque no es del todo fiable.

En la actualidad, existe la tomografía axial computarizada (TAC) tridimensional (3-D) la que permite ver bien los huesos del cráneo y las posibles suturas. La TAC en 3-D puede ser perfecta para hacer una reconstrucción tridimensional de todo el cráneo con detalle de todos los defectos existentes.

Pero muchas veces, basta con ver a simple vista que se trata de una plagiocefalia postural. Si no está seguro podrá consultarlo con su mismo pediatra.

Para saber más sobre malformaciones craneales te recomendamos los siguientes post:

https://www.plagiocefalia.com/cuales-son-las-causas-de-la-plagiocefalia/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *